Volver
Movimiento NEPO

Que no te duela estar de pie

Por Miriam Alonso

Seguro que si sigues nuestro blog o acudes a nuestros Centros SLINGS de movimiento, nos habrás oído decir mil veces eso de que estar sentado durante largos periodos de tiempo es muy perjudicial para tu salud. Lo que ahora te queremos proponer está relacionado con exactamente lo contrario, cuando estamos de pie. Porque aunque estar de pie es muy sano, puede ocasionar dolores, molestias e incluso lesiones. ¿Quieres saber cómo sentirte bien estando de pie? Sigue leyendo…

Estar de pie es sano, es bueno y según el  estudio* publicado por la revista European Heart Journal:

«Quien pasa más tiempo de pie y moviéndose durante una semana y que llevaban un monitor adherido a la pierna, tendrá niveles inferiores de colesterol y de azúcar en sangre, así como reducciones en el IMC (índice de masa corporal) y de la circunferencia de la cintura».

En relación a este estudio, el Dr. Francisco Lopez-Jimenez, director de cardiología preventiva en la Clínica Mayo en Rochester (Estados Unidos) publicaba un editorial muy interesante (que puedes leer en inglés en este enlace) y en el aclaraba que no solo practicar actividad física, sino «moverse» a lo largo del día, es muy beneficioso para la salud y puede reducir el riesgo de padecer enfermedades de tipo cardiovascular o diabetes:

«La razón (por la que podría ser bueno) es que cuando estamos de pie, muchos músculos de nuestras piernas, de nuestro trasero y nuestro abdomen están trabajando para mantenerte de pie […] Cuando se usan los músculos, se consume azúcar y afecta a los triglicéridos»
Francisco Lopez-Jimenez, Director de cardiología preventiva en la Clínica Mayo

Estar de pie mucho, sin embargo, como con casi todo en exceso tampoco es bueno.  En muchas ocasiones, si estamos mucho rato de pie, si trabajamos en esta postura durante largas horas o si tenemos una lesión o alguna dolencia, se puede convertir en un martirio. Estas conductas excesivas o forzadas pueden relacionarse con la aparición de varices o venas varicosas así como el temido dolor de espalda y especialmente el dolor lumbar, así como rigidez en cuello y hombros, molestias en la planta del pie, en los tobillos, hinchazón, etc.

¿Por qué «duele» cuando estamos mucho tiempo de pie?

El dolor que sentimos al permanecer de pie durante largos periodos normalmente está relacionado con la falta de estabilidad de las vértebras y de la zona inferior de la espalda y con la alineación corporal; si existe algún tipo de lesión, ésta también influirá y puede provocar mayores molestias.

Al cuerpo no le gusta nada mantener una misma postura ni llevar la misma carga durante todo el día. Requiere un gran esfuerzo muscular ya que se produce una reducción del suministro de sangre a los músculos que soportan el peso y que produce fatiga y provoca dolor en piernas espalda y cuello.

Cuando estamos de pie, toda la carga se concentra en la parte inferior del cuerpo, generando estrés en los músculos de las extremidades inferiores, cargando todo el peso sobre los pies y afectando a la relación entre cadera, rodilla y tobillo. Aquí debemos hacer una mención especial al calzado. Imagínate lo que ocurre si todo está relacionado con la estabilidad y la base sobre la que nos apoyamos, los zapatos, no es buena…